Una nueva primera comunión

Lo prometido es deuda. Por una razón u otra no había podido actualizar el blog con lo pertinente a la primera comunión de María Claudia (la mayor de las niñas, 3era en total); así que hoy vengo a cumplir y como en verdad son pocas las palabras que puedan describir bien las emociones de ese día, les dejo esta pequeña galería de fotos que en mi opinión capturan bien la esencia de lo que fue ese día para nosotros.

Anuncios
Galería

De todo un poco: un par de experiencias de esta semana

Hoy es domingo de pascua y en lugar de estar escribiendo nada por acá debería estar con mis hermanos de comunidad anunciando a Cristo Resucitado en la Gran Misión de las plazas. Resulta que me quedé dormido. Tan sencillo como eso. Puse la alarma para que me despertara la las 7:30 am y cuando se activó, en lugar de darle a snooze la apagué por completo. Cuando volví a abrir los ojos ya eran casi las 10 de la mañana y pues nada; decidí que ya no era hora para salir a la carrera a la evangelización, sino que más bien rezaríamos laudes en familia, como todos los domingos; lo que en definitiva no es sino una forma de evangelizarnos los unos a los otros en el seno del hogar.

Buscando a Dios. Déjame ver si está por aqui...
Buscando a Dios. Déjame ver si está por aqui…

Por otra parte, hace unos 4  o 5 días conversaba yo con las niñas sobre nuestra nueva situación económica y sobre algunos sacrificios que vamos a tener que hacer aquí y allá para que rinda el fulano dinerillo. Decía yo:

Recordemos que Dios provee. Nunca nos va a faltar aquello que realmente necesitamos para subsistir. Dios no nos va a dar más de lo que necesitamos, pues podríamos olvidarnos de El; ni menos para que no caigamos en la indigencia o en la necesidad de robar para poder vivir.

La gran pregunta es: ¿me creeré yo mismo todo esto que le anuncio a mis hijos?

Ahí se las dejo, pues.

De todo un poco: un par de experiencias de esta semana

¡En misión alrededor del mundo!

Es tiempo de pascua lo que solo puede significar una cosa para los hermanos del Camino Neocatecumenal: es hora de salir a cuanta plaza tengamos cerca a anunciarle al mundo la estupenda noticia del kerigma:

De cuando nos tocó dar nuestro testimonio en la misión de hace dos años
De cuando nos tocó dar nuestro testimonio en la misión de hace dos años

Es hora de la Gran Misión Evangelizadora: desde el segundo domingo de pascua y hasta justo antes de Pentecostés nos verán a los catecúmenos (o a los kikos como nos llaman en algunos círculos) dando razón de nuestra esperanza en las plazas públicas de miles y miles de ciudades alrededor del mundo.

Este año nos toca ha nosotros ir a un sector bastante pobre y lleno de miseria, donde se nos ha advertido no llevar cámaras y celulares debido a la alta peligrosidad de la zona; razón por la cual no he podido poner aquí alguna foto o video de como nos ha ido hasta hora. En su lugar los voy a dejar a continuación con varias fotos de la cuenta en Instagram de JMJ Camino Neocat quienes han recopilada las danzas, cantos y reuniones que se están llevando a cabo con motivo de esta gran misión.

Que las disfruten.


#RepostNeoCat @qtpie_angie #Hialeah #florida #miami #Evangelism #TheGreatMission #MissioAdGentes #NeoCat

A post shared by JMJ – CNC (@jmj_cnc) on




#RepostNeoCat @isalugoz #GranMision2015 #NeoCat #SantaRita #México #LaGranMisión #MissioAdGentes

A post shared by JMJ – CNC (@jmj_cnc) on






Para ver estas y un montón de fotos (y vídeos) más ya saben donde ir en Instagram. Me despido por ahora pidiéndoles que recen por la misión y por todas las comunidades que nacerán, Dios mediante, de este encargo que le ha hecho Dios al Camino Neocatecumenal. Shalom.

¡En misión alrededor del mundo!

¡Esta alegría se tiene que compartir!

Resulta que hizo falta esto para que al fin me decidiera a desempolvar este viejo blog: Hoy Samuel y Santiago; los dos mayores, han completado su convivencia y después de casi dos meses de catequesis, dan inicio al andar hacia la fe adulta que es el Camino Neocatecumenal.

Parte de la nueva quinta comunidad de la parroquia La Consolación
Parte de la nueva quinta comunidad de la parroquia La Consolación

La verdad es que no se como dejé pasar casi dos años y medio sin actualizar LIEC. La verdad es que no se si este sea un nuevo inicio para el blog o si después de publicar esta entrada tenga que volver a pasar un par de años en el abandono. Han pasado tantas cosas desde que en octubre de 2013 escribiera sobre como María Claudia comenzaba a prepararse para su primera comunión (la cual tendrá lugar hacia finales de mayo de este año). Hemos tenido todo tipo de acontecimientos tanto a nivel personal como nacional y han sido tantas cosas que me hubiese gustado compartir por aquí con los lectores de este humilde blog. Pero lo de hoy no lo podía dejar pasar y gracias a Dios puedo hoy con mucho orgullo y alegría dejar asentado en estas lineas la inmensa gracia que el Señor ha tenido con esta familia al regalarnos esta nueva comunidad a la que dos de nuestros hijos pertenecen.

Verdaderamente Dios cumple sus promesas. Estando Paty y yo, junto con nuestra propia comunidad a pocos pasos de celebrar las bodas que el Señor nos prometiera hace unos 20 años, vemos como El hace todas las cosas nuevas. Samu y Santy: bienvenidos al Camino. Pa’lante es pa’allá!

¡Esta alegría se tiene que compartir!

El nuevo secretario de estado del Vaticano.

¿Recuerdan que hace poco más de un año, como parte de la segunda parte del Padre Nuestro, hicimos este viaje a Caracas y Guanare? ¿Recuerdan que en Caracas, específicamente en la Nunciatura, tuvimos una eucaristía presidida por el Nuncio Apostólico, monseñor Pietro Parolin? Pues resulta que el mismo acaba de ser nombrado Secretario de Estado del Vaticano por Su Santidad el Papa Francisco. Desde aquí nuestras felicitaciones y deseos de que el Señor lo guíe, inspire y acompañe en esta nueva misión que le ha sido encomendada.

Volvemos a publicar estas fotos de nuestra visita a la Nunciatura, entre las que cabe destacar la de nuestra comunidad alrededor del nuevo secretario de estado del Vaticano. Nada mas y nada menos.

El nuevo secretario de estado del Vaticano.

¡Abbá, Padre!

Hace dos años comenzamos esta segunda iniciación a la oración en la que hemos ido descubriendo como es que Jesús quiere que recemos: El Padre Nuestro.

Pues bien, ahora nos encontramos en su tercera y última etapa; y lo único que podemos decir es que a estas alturas del Camino y gracias al Espíritu Santo que va obrando en nosotros, podemos comenzar a ver esa filiación divina que nos permite exclamar con confianza: ¡Abbá, Padre!

Para no entrar en mas detalles y dejar que cada quien viva esta maravilla en su debido momento, me limitaré por lo pronto a compartir algunas fotos de la convivencia que da inicio a este paso y que tuvimos ya hace un mes aproximadamente.

Y siguiendo en la onda de ponernos al día con los últimos acontecimientos de la familia y de la comunidad, atentos con la entrada de mañana que será bien especial; al menos para los Silva Cedeño. 

 

Galería

Viernes Santo: Adoración de la Cruz Gloriosa

El día comenzó con los niños asistiendo al ensayo de los cantos que entonarán durante la Vigilia Pascual. Luego de ayudar en la compra de las flores para dicha liturgia solo nos quedó almorzar y esperar la hora de la adoración de la cruz en comunidad, la cual coincidió con la hora de la muerte del Señor: tres de la tarde (u hora nona).

La celebración en sí estuvo fenomenal. Nos ayudó a entrar en el misterio de la pasión y muerte de Jesucristo, nuestro Señor . A no quedarnos en una lástima superficial por lo mucho que sufrió Jesús en la cruz y a experimentar algo que podría sonar contradictorio: la alegría de la cruz. Alegría porque es desde ese trono que Jesús cumple su misión salvífica. Sin la cruz aun estaríamos perdidos. Así de sencillo.

Debido a que el día que teníamos la celebración penitencial (miércoles antes de Semana Santa) un apagón obligó a cancelar la misma; hasta el día de hoy no habíamos podido acercarnos al Señor en el sacramento de la reconciliación. Gracias a Dios, al concluir la celebración de la cruz, tuvimos la oportunidad de confesarnos y de rezar ante el santísimo en la capilla de la iglesia. Que hermosa manera de terminar un Viernes Santo.

Como nos decía un hermano en el templo después de las confesiones: “Se acerca lo más grande”. Efectivamente, ya solo nos queda esperar el día más grande de todos.

Viernes Santo: Adoración de la Cruz Gloriosa