El nuevo secretario de estado del Vaticano.

¿Recuerdan que hace poco más de un año, como parte de la segunda parte del Padre Nuestro, hicimos este viaje a Caracas y Guanare? ¿Recuerdan que en Caracas, específicamente en la Nunciatura, tuvimos una eucaristía presidida por el Nuncio Apostólico, monseñor Pietro Parolin? Pues resulta que el mismo acaba de ser nombrado Secretario de Estado del Vaticano por Su Santidad el Papa Francisco. Desde aquí nuestras felicitaciones y deseos de que el Señor lo guíe, inspire y acompañe en esta nueva misión que le ha sido encomendada.

Volvemos a publicar estas fotos de nuestra visita a la Nunciatura, entre las que cabe destacar la de nuestra comunidad alrededor del nuevo secretario de estado del Vaticano. Nada mas y nada menos.

Anuncios
El nuevo secretario de estado del Vaticano.

Las recientes declaraciones del Papa y la histérica reacción de los medios de comunicación

El Papa Francisco, en su vuelo de regreso a Roma le ha regalado una rueda de prensa a los periodistas que iban en el avión y durante la misma ha respondido algunas preguntas con tanta franqueza que tiene a más de uno escandalizado.

Luis Fernando Pérez  Bustamante (@luisperezbus) lo nadescribe de forma insuperable en su página Infocatólica.com y con su permiso transcribimos a continuación el artículo en cuestión.

Dos frases del Papa, “si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para criticarlo?“, y en relación a las personas homosexuales”hay que integrarlas en la sociedad” están causando una avalancha de titulares y comentarios absurdos en los medios de comunicación.

Vamos a ver, señores míos, ¿por qué en vez de fijarse en lo de “gay” no leen lo de que “busca al Señor y tiene buena voluntad”? ¿Y desde cuándo es noticia que la Iglesia diga que a los homosexuales hay que integrarles en la sociedad?

Y ya que el Papa apela al Catecismo,¿se han leído todos esos histéricos el artículo 2358 del mismo? El mismo afirma que los homosexuales “deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta“.

También dice el Catecismo en su art. 2359:

Las personas homosexuales están llamadas a la castidad. Mediante virtudes de dominio de sí mismo que eduquen la libertad interior, y a veces mediante el apoyo de una amistad desinteresada, de la oración y la gracia sacramental, pueden y deben acercarse gradual y resueltamente a la perfección cristiana.

Pues eso, si un homosexual -como un heterosexual- busca a Dios y tiene buena voluntad, ¿cuál es el problema?

El día menos pensando el Papa va a decir que Cristo es Dios y le van a presentar como el mayor de los revolucionarios habidos en la era moderna.

Luis Fernando Pérez Bustamante

Texto completo de la charla del papa Francisco con los periodistas

Las recientes declaraciones del Papa y la histérica reacción de los medios de comunicación

El Papa Francisco: Una gran esperanza para la Iglesia

El siguiente comunicado de los iniciadores del Camino Neocatecumenal ya está publicado en distintos blogs y sitios web pero no podíamos quedarnos aquí sin unirnos a la alegría que embarga a todos los hermanos alrededor del mundo a raíz de la elección del Papa Francisco como sucesor de Pedro.

Comunicado de prensa – Camino Neocatecumenal

Los iniciadores y responsables del Camino Neocatecumenal, Kiko Argüello, Carmen Hernández y el P. Mario Pezzi, quieren expresar su alegría por la elección del cardenal Jorge Mario Bergoglio como nuevo Papa, Su Santidad Francisco, de la Iglesia:

«El nombre que ha elegido como Papa es ya imagen del pontificado que llevará adelante: simplicidad y humildad», ha indicado Kiko Argüello. «Estamos convencidos de que es un Papa providencial para estos tiempos y que llevará el Evangelio de manera incansable a todo el mundo. Con el Camino ha sido siempre muy cercano y a los iniciadores siempre nos ha mostrado su cariño y nos ha expresado su apoyo. En diferentes ocasiones ha presidido celebraciones de las comunidades neocatecumenales de Buenos Aires, como la eucaristía del 40º aniversario, en 2008.

El Papa Francisco va a ser un incansable anunciador del Evangelio. Es sin duda una gran esperanza para la Iglesia, y todos las personas del Camino Neocatecumenal rezamos por él y por su pontificado».

El Papa Francisco: Una gran esperanza para la Iglesia

Benedicto XVI, muchas gracias por renunciar

Aquí en Venezuela ha estado haciendo su recorrido por algunas redes sociales así como por mensajes de BlackBerry Messenger el siguiente texto cuyo autor, para mi y hasta ahora, continua siendo desconocido. Lo cierto es que es un reflejo exacto de lo que todo católico que se aprecie de serlo debería sentir por este gran Papa que ahora se despide. Que lo disfruten.

“Tengo 23 años y aún no entiendo muchas cosas. Y hay muchas cosas que no se pueden entender a las 8:00 am cuando te hablan para decirte escuetamente: “Daniel, el papa dimitió.” Yo apresuradamente contesté: “¿Dimitió?”. La respuesta era más que obvia, “Osea renunció, ¡Daniel, el papa renunció!”

El Papa renunció. Así amanecerán sin fin de periódicos mañana, así amaneció el día para la mayoría, así de rápido perdieron la fe unos cuantos y otros muchos la reforzaron. Y que renunciara, es de esas cosas, que no se entienden.

Yo soy católico. Uno de tantos. De esos que durante su infancia fue llevado a misa, luego creció y le agarró apatía. En algún punto me llevé de la calle todas mis creencias y a la Iglesia de paso, pero la Iglesia no está para ser llevada ni por mí, ni por nadie (ni por el Papa). En algún punto de mi vida, le volví a agarrar cariño a mi parte espiritual (muy de la mano con lo que conlleva enamorarse de la chavita que va a misa, y dos extraordinarios guías llamados padres), y así de banal, y así de sencillo, recontinué un camino en el que hoy digo: Yo soy católico. Uno de muchos, si, pero católico al fin. Pero así sea un doctor en teología, o un analfabeta de las escrituras (de esos que hay millones), lo que todo mundo sabe es que el Papa es el Papa. Odiado, amado, objeto de burlas y oraciones, el Papa es el Papa, y el Papa se muere siendo Papa. Por eso hoy cuando amanecí con la noticia, yo, al igual que millones de seres humanos..nos preguntamos ¿porqué? ¿Porqué renuncia señor Ratzinger? ¿Le entró el miedo? ¿Se lo comió la edad? ¿Perdió la fe? ¿La ganó? Y hoy, después de 12 horas, creo que encontré la respuesta: El señor Ratzinger, ha renunciado toda su vida.

Así de sencillo.

El Papa renunció a una vida normal. Renunció a tener una esposa. Renunció a tener hijos. Renunció a ganar un sueldo. Renunció a la mediocridad. Renunció a las horas de sueño, por las horas de estudio. Renunció a ser un cura más, pero también renunció a ser un cura especial. Renunció a llenar su cabeza de Mozart, para llenarla de teología. Renunció a llorar en los brazos de sus padres. Renunció a teniendo 85 años, estar jubilado, disfrutando a sus nietos en la comodidad de su hogar y el calor de una fogata. Renunció a disfrutar su país. Renunció a tomarse días libres. Renunció a su vanidad. Renunció a defenderse contra los que lo atacaban. Vaya, me queda claro, que el Papa fue un tipo apegado a la renuncia.

Y hoy, me lo vuelve a demostrar. Un Papa que renuncia a su pontificado cuando sabe que la Iglesia no está en sus manos, sino en la de algo o alguien mayor, me parece un Papa sabio. Nadie es más grande que la Iglesia. Ni el Papa, ni sus sacerdotes, ni sus laicos, ni los casos de pederastia, ni los casos de misericordia. Nadie es más que ella. Pero ser Papa a estas alturas del mundo, es un acto de heroísmo (de esos que se hacen a diario en mi país y nadie nota). Recuerdo sin duda, las historias del primer Papa. Un tal..Pedro. ¿Cómo murió? Si, en una cruz, crucificado igual que a su maestro, pero de cabeza. Hoy en día, Ratzinger se despide igual. Crucificado por los medios de comunicación, crucificado por la opinión pública y crucificado por sus mismos hermanos católicos. Crucificado a la sombra de alguien más carismático. Crucificado en la humildad, esa que duele tanto entender. Es un mártir contemporáneo, de esos a los que se les pueden inventar historias, a esos de los que se les puede calumniar, a esos de los que se les puede acusar, y no responde. Y cuando responde, lo único que hace es pedir perdón. ‘Pido perdón por mis defectos’. Ni más, ni menos. Que pantalones, que clase de ser humano. Podría yo ser mormón, ateo, homosexual y abortista, pero ver a un tipo, del que se dicen tantas cosas, del que se burla tanta gente, y que responda así..ese tipo de personas, ya no se ven en nuestro mundo.

Vivo en un mundo donde es chistoso burlarse del Papa, pero pecado mortal burlarse de un homosexual (y además ser tachado de paso como mocho, intolerante, fascista, derechista y nazi). Vivo en un mundo donde la hipocresía alimenta las almas de todos nosotros. Donde podemos juzgar a un tipo de 85 años que quiere lo mejor para la Institución que representa, pero le damos con todo porque “¿con qué derecho renuncia?”. Claro, porque en el mundo NADIE renuncia a nada. A nadie le da flojera ir a la escuela. A nadie le da flojera ir a trabajar. Vivo en un mundo donde todos los señores de 85 años están activos y trabajando (sin ganar dinero) y ayudan a las masas. Si, claro.

Pues ahora sé Señor Ratzinger, que vivo en un mundo que lo va a extrañar. En un mundo que no leyó sus libros, ni sus encíclicas, pero que en 50 años recordará cómo, con un simple gesto de humildad, un hombre fue Papa, y cuando vio que había algo mejor en el horizonte, decidió apartarse por amor a su Iglesia. Va a morir tranquilo señor Ratzinger. Sin homenajes pomposos, sin un cuerpo exhibido en San Pedro, sin miles llorándole aguardando a que la luz de su cuarto sea apagada. Va a morir, como vivió aún siendo Papa: humilde.
Benedicto XVI, muchas gracias por renunciar”.

Benedicto XVI, muchas gracias por renunciar

Sobre la renuncia del Papa (Encuesta)

Hoy no es un día cualquiera. Amanecimos con la noticia de que el Papa Benedicto XVI ha renunciado a su pontificado efectivo a partir del 28 de febrero a las 8:00 pm hora de Roma.

Al respecto me gustaría saber más sobre un par de cosas. Por un lado, ¿como se enteraron ustedes de la noticia?

Por otra parte también quisiera saber cual fue tu primera impresión (aparte de la sorpresa) al enterarte de la noticia.

Muchas gracias por participar y ya saben, no dejemos de orar por el Papa Benedicto XVI, por el cónclave y por el próximo sucesor de Pedro, sea quien sea. El Espíritu Santo nos acompaña a esta hora.   

Sobre la renuncia del Papa (Encuesta)

Papi, ¿Que significa “renunciar”?

¡Que viva el Papa!

Esta mañana me desperté con la noticia que tiene a todo el mundo convulsionado: la renuncia del Papa Benedicto XVI a su pontificado. Y es comprensible que estemos todos un tanto sacudidos por la noticia. Han sido 6 siglos desde la última vez que un sucesor de Pedro renunciaba a su investidura.

Incluso para los niños esto ha resultado un hecho impactante. Isabel, la menor de la casa reaccionó al enterarse de lo acontecido:

Papi, ¿que significa “renunciar”?

En su inocencia ella sabe que algo serio está ocurriendo, más obviamente no tiene claro que. Al explicarle (no solo a ella sino a todos los hijos) el significado de lo sucedido, la siguiente pregunta ha sido ¿por que? y esta ha resultado un poco más difícil de responder. Más aun cuando te preguntan si no se supone que un Papa sea Papa hasta que se muera. En fin; hemos tenido que aclararle a los hijos que lo hecho por Benedicto XVI al despojarse de sus vestiduras papales ha sido darnos una lección de humildad a todos los católicos y no católicos del mundo entero. Se ha reconocido como un hombre, pequeño y limitado. Ojalá podamos todos, cuando nos toque, imitar este ejemplo.

Por ahora le toca a la Iglesia ponerse en oración. Nos toca orar por Benedicto XVI y por el cónclave de cardenales que pronto se estará reuniendo para, con la inspiración del Espíritu Santo, elegir al próximo sucesor de Pedro. Por supuesto que desde ya estamos rezando por él, sea quien sea.

Papi, ¿Que significa “renunciar”?

Un día especial

Hoy la verdad es que es un día especial, tanto para la iglesia como para nuestra familia.

Por una parte celebramos el día de San Pedro y San Pablo, los dos grandes pilares de la más temprana evangelización.  Por otra, hoy se conmemoran 60 años de la orden sacerdotal de Joseph Ratzinger, nuestro actual Santo Padre, Benedicto XVI. Verdaderamente la iglesia tiene razones para regocijarse el día de hoy.

En lo personal, hoy cumple años mi hermana Milana, quien vive en Londres con con su esposo y sus cuatro hijas (cinco contando la que tienen en el cielo). Ellos también están haciendo el Camino Neocatecumenal y son testimonio viviente de las maravillas que hace el Señor en medio de una familia. Son una iglesia en casa, pues. (Ya he intentado convencer a Milana de que me ayude en la labor de escribir para este humilde blog, pero entre sus ocupaciones como madre y sus serios encontronazos con la tecnología parece que vamos que tener que esperar un poco antes de poder deleitarnos con su prosa). En cualquier caso, ¡feliz cumpleaños, Milaneta!

Un día especial