¡Cristo nuestra Pascua ha resucitado!

A continuación les hacemos llegar este artículo tan hermoso publicado el día de hoy en Caminayven por Beatriz Montes Ferrer. ¡Felices pascuas de resurrección a todos! ¡VICTORIA! ¡VICTORIA! ¡Vida eterna en Cristo!

La Iglesia canta la gloria de Cristo victorioso, nosotros, los rescatados, salmodiamos y podemos expresar llenos de alegría: ¡La voz de mi amado! Helo aquí que viene, saltando por los montes, brincando por los collados. Semejante es mi amado a una gacela, o a un joven cervatillo(…) Empieza a hablar mi amado y me dice: ¡Levántate, amada mía, levántate, hermosa mía y vente!

 Verdaderamente Cristo ha resucitado, ¡Aleluya!

Cristo, nuestro amado, se ha entregado por nosotros sin ninguna reserva ¡alzad los dinteles de los corazones, debe entrar el rey de la gloria!

Esta Nueva Alianza que a través de su sangre derramada en la cruz, selló con nosotros, nos introduce en una Nueva Vida, libre del pecado. Nos regala una estupenda historia de amor,  ¿Cómo a Yahveh podré pagar todo el bien que me ha hecho? La copa de la salvación levantaré e invocaré el nombre de Yahveh.(Sal 116). Se nos ha revelado, a nosotros su Iglesia, un Amor infinito, fecundo y fiel.

Como un esposo enamorado, así busca tu rostro, tu presencia anhela, tu alma ansía, ¡qué bella eres, amada mía, qué bella eres! Palomas son tus ojos, a través de tu velo.

Tu amado llama a las puertas de tu casa, se ha fijado en ti y te invita a seguirle para gozar juntos de vuestro amor, me robaste el corazón, hermana mía, novia, me robaste el corazón.

¡Felicidades a todos los que han encontrado al Amor de Cristo Resucitado!

 ¡Busqué el amor del alma mía, lo he encontrado y no lo dejaré jamás!

Anuncios
¡Cristo nuestra Pascua ha resucitado!

¡Feliz Cumpleaños, Reinaldo!

Hace unos días una amiga cuya madre tenía poco tiempo de haber fallecido, colocaba en su Facebook un mensaje diciendo que ese día ella estaría cumpliendo años. Inspirado por el Espiritu Santo recuerdo haberle colocado un comentario que más o menos decía así:

Tu mamá tiene ahora una nueva fecha de cumpleaños. Es el día en que se fue al cielo, al lado del Padre. El día en que para ella comenzó la vida verdadera. La vida eterna.

Visto así, resulta que hoy es el primer cumpleaños de Reinaldo, mi hermano, quien fuese llamado por el Señor para que se siente a su derecha y viva a su lado por los siglos de los siglos, un 24 de junio de 2010.

Hasta los niños se acordaron de esto. Ayer saliendo del colegio, Santiago por cuenta propia y sin yo haber mencionado nada, me dijo: “Papá, mañana se cumple un año de la muerte de Akiko, cierto?” (Akiko era el apodo que le daban nuestros hijos a su tío). Le respondí que así era y le expliqué lo del nuevo cumpleaños  que ahora tenía su amado tío. Santy de inmediato llegó a la obvia conclusión: Ahora mi tío tiene dos cumpleaños; uno en la tierra el 12 de Julio y otro en el Cielo el 24 de Junio.

Y eso es todo. Eso es lo único que importa. La certeza de que Reinaldo está mas vivo que nunca. Dejemos que el Señor nos consuele el día de hoy teniendo presente esta verdad y esperemos que en su infinita misericordia el reencuentro con el hijo-hermano-tío-esposo-padre-amigo Rey nos llene de gozo y de paz cuando nos toque hacer las maletas y mudarnos a la casa del Padre.

Descansa hermano. Descansa en paz.

¡Feliz Cumpleaños, Reinaldo!

Adiós Francisco

Ayer el Señor nos volvió a visitar. Concretamente a la familia Melian, viejos amigos de los Silva Espinosa. Francisco, uno de sus hijos fue llamado por Dios para ir a habitar en las eternas moradas. Se ha dormido luego de una dura batalla con varias enfermedades que le aquejaban y ahora debe estar junto a Reinaldo, mi hermano, contemplando el rostro amoroso de nuestro Señor Jesucristo.

Tanto quería Francisco a Reinaldo que decidió seguirlo hasta la muerte. Tenían en vida una de esas amistades que a uno lo dejan boquiabierto y todos decían durante el sepelio que Francisco no pudo nunca superar la pérdida de su compañero de parrandas, peleas y viajes a la playa.

Morir e ir al cielo seguramente es romper con todo lo que conocemos y entrar en una dimensión completamente nueva y distinta, infinitamente mejor que cualquier cosa que nuestra escasa mente pueda imaginar. Y como esto es algo que simplemente no se puede poner en palabras, debemos recurrir a imágenes conocidas para poder visualizar lo bien que deben estar ahora mismo estos dos amigos.  ¿Estarán tomándose unas cervecitas mientras juegan dominó? ¿Tendrán una carne lista para la parrilla? Por supuesto que no. Estar sentados a la derecha del Padre no puede limitarse a las tonterías que hacíamos aquí en la tierra. Pero si imaginarnos estas cosas nos da consuelo y esperanza, pues que así sea.

Descansa en paz, Francisco. Me saludas a Rey.

Adiós Francisco

Reinaldo

Shekhinah. Esta palabra de origen hebreo describe la presencia, el lugar donde reside la gloria de Dios. Pues bien; el pasado 24 de Junio, la Shekhinah se hizo presente en medio de la familia. Reinaldo hizo el santo viaje a la casa del Padre al ser llamado por el Señor luego de un terrible accidente automovilístico llegando a su casa.

Los que queremos creernos el evangelio ponemos nuestra esperanza en que Reinaldo está hoy mas vivo que nunca. En que no ha muerto. Simplemente se ha dormido para despertarse viendo el rostro de Jesucristo quien lo invita a sentarse a su derecha y a habitar en sus palacios.

Si alguno prefiere pensar que estamos en negación o que el shock de este acontecimiento nos tiene aturdidos y que por eso no hemos sido presa del llanto y la desesperación, pues que piense lo que le de la gana.

Nosotros sabemos lo que sabemos y punto. Descansa en paz, hermano.

Reinaldo