Familias alternativas

¿Se han fijado como de un tiempo acá en la mayoría de los programas de televisión aparece una pareja de homosexuales? Esto pareciera no tener nada de malo, pero ¿se han fijado como en estos programas a las relaciones entre homosexuales las hacen ver como algo perfectamente normal, que todos estamos obligados a aceptar so pena de aparecer como homofóbos trogloditas? Eso tiene mucho de malo.

Su Santidad, el Papa Benedicto XVI ha hablado una vez más en favor de la familia cristiana tal y como ha sido concebida desde un principio, es decir, como la unión duradera de un hombre y una mujer para tener y criar los hijos que Dios mande, en un clima seguro donde el amor en la dimensión de la cruz sea la columna vertebral.

Lo demás, tal y como lo dice el Papa, es sencillamente inaceptable. Las familias constituidas por dos papás y algunos niños adoptados o por dos mamás y una niña nacida de una inseminación artificial no son naturales. Son familias “alternativas” que mientras los estados del mundo más se afanen en apoyar y defender mas se estará abandonando a su propia suerte a la familia tradicional papá + mamá = hijos.

Ya nos parece estar escuchando la andanada de ataques dirigidos contra el Papa y contra la Iglesia por pararse con firmeza ante lo que los medios de comunicación, la masonería mundial y los gobiernos “de avanzada” nos quieren hacer tragar a la fuerza. No importa. Las familias cristianas del mundo entero nos unimos en oración para defender lo que por mucho que suene anticuado y retrógrado resulta ser la única esperanza para la humanidad, para la continuidad de la especie: el amor entre un hombre y una mujer. Y el amor es Dios.

Anuncios
Familias alternativas