Enrique, Beto y el movimiento gay

¿Se acuerdan de Enrique y Beto, los personajes de la serie infantil Plaza Sésamo? Pues ni siquiera los pobres muñecos han podido escapar a la manía homosexual que reina en estos tiempos.

Resulta que a un residente del estado de Illinois, en los Estados Unidos, no se le ha ocurrido mejor idea que solicitar por Internet que Enrique y Beto se casen en uno de los episodios de la famosa serie y que de ahora en adelante vivan como una pareja homosexual. ¿Es que ni la inocencia de los niños pensamos dejar en paz?

Afortunadamente la respuesta de Plaza Sésamo dejó bien claro que no tienen pensado celebrar ninguna boda gay entre sus personajes. Eso sí, solo explican que al tratarse de un par de marionetas, ninguno de los dos tienen orientaciones sexuales. Sería mucho pedir una declaración de parte de los ejecutivos que producen este programa dejando claro que la homosexualidad es una aberración moralmente inaceptable. Impensable para ellos meterse en tremendo lío con los homosexuales y  todos los modernos que piensan que el matrimonio gay (¡toda una contradicción!) es la gran causa a defender en este tiempo.

Las familias donde crecen los niños que ven programas como Plaza Sésamo bien hubiesen apreciado una apuesta mas radical por los valores y costumbres con los que se han formado hasta ahora.

Anuncios
Enrique, Beto y el movimiento gay