¡Abbá, Padre!

Hace dos años comenzamos esta segunda iniciación a la oración en la que hemos ido descubriendo como es que Jesús quiere que recemos: El Padre Nuestro.

Pues bien, ahora nos encontramos en su tercera y última etapa; y lo único que podemos decir es que a estas alturas del Camino y gracias al Espíritu Santo que va obrando en nosotros, podemos comenzar a ver esa filiación divina que nos permite exclamar con confianza: ¡Abbá, Padre!

Para no entrar en mas detalles y dejar que cada quien viva esta maravilla en su debido momento, me limitaré por lo pronto a compartir algunas fotos de la convivencia que da inicio a este paso y que tuvimos ya hace un mes aproximadamente.

Y siguiendo en la onda de ponernos al día con los últimos acontecimientos de la familia y de la comunidad, atentos con la entrada de mañana que será bien especial; al menos para los Silva Cedeño. 

 

Anuncios
Galería

Viaje en Comunidad

Las comunidades del Camino Neocatecumenal son en definitiva imagen de la iglesia errante y en peregrinación. Nos toca ahora a los de la primera comunidad de la parroquia La Consolación hacer el viaje a Caracas y Guanare que corresponde al paso del Padre Nuestro en su segunda etapa y que estamos haciendo en este tiempo.

El imponente templo a la Virgen de Coromoto en Guanare, Venezuela.

Iremos primero a la capital de Venezuela donde nos espera una audiencia con el Nuncio Apostólico y donde nos comprometeremos en obediencia ante el enviado de Pedro; es decir, del Papa Benedicto XVI. Luego, en el templo votivo de Guanare, estaremos recibiendo a María como madre para cerrar así esta peregrinación.

En principio, y hablando un poco como lo haría un pagano, yo en lo personal debo admitir cierta aprehensión ante este viaje un tanto largo y cansón, sobre todo considerando que pensaba dedicar el fin de semana a organizar un poco el caos de cajas y cosas fuera de sitio que tenemos en casa a raíz de nuestra reciente mudanza. Sin embargo, se muy bien que esta peregrinación será un regalo de Dios y que con la ayuda del Espíritu Santo todos tendremos unos días de encuentro intimo y personal con nuestro Padre celestial.

Que así sea.

Viaje en Comunidad

Padre Nuestro

Hace un tiempo publicamos esta entrada donde hablábamos del próximo paso que tendríamos que hacer los hermanos de la primera comunidad de la parroquia La Consolación en este itinerario de crecimiento en la fe que es el Camino Neocatecumenal.

Se trata de la primera parte del Padre Nuestro, la continuación de la iniciación a la oración, paso que hicimos ya hace unos años. Pues bien; esta noche comienza la convivencia que nos pone de cara a esta, la oración del Señor.

Cuando dejaba a los muchachos en el colegio esta mañana pude escuchar como por los parlantes del área de bachillerato, una muchacha decía: “Padre Nuestro que estás en los cielos…con esta frase comienza la oración más importante del cristianismo”. No pude seguir escuchando lo que esta chica parecía estar leyendo  de alguna hoja de papel pero sin duda que fue un regalo de Dios que yo comenzara el día escuchando estas palabras. La verdad es que las casualidades no existen.

Ayer al rezar las laudes le comentaba a Patricia, mi esposa, que uno pasa toda su vida “escupiendo” esta oración sin siquiera detenernos a pensar en las palabras que estamos diciendo.  Como robots programados las decimos en la eucaristía o cada vez que rezamos, con nuestra mente puesta en quien sabe que. Algo me dice que este fin de semana va a marcar el fin de todo eso.

Dios quiera y así sea.

Padre Nuestro