¡Que Cuaresma!

Quedando solo unos días para el inicio de la Semana Santa no temo equivocarme al decir que la cuaresma de este año va a ser una que definitivamente pasará a la historia.

Y es que los hechos noticiosos ocurridos una tras otro desde poco antes del inicio de la cuaresma hasta los de esta semana garantizan que va a pasar mucho tiempo sin que volvamos a ser tan zarandeados por los acontecimientos que suceden a nuestro alrededor.

La renuncia de un Papa

Todo comenzó un par de días antes del Miércoles de Cenizas cuando el Papa Benedicto XVI anunciaba que se retiraba de su pontificado. Esta de por sí era una de esas noticias que no se tienen sino cada 6 siglos más o menos.

La Muerte de un presidente

Poco tiempo después, el martes 5 de marzo sucedió lo que muchos en Venezuela se temían: la muerte del presidente Hugo Chávez. No vamos ahora a entrar en detalles del significado de este acontecimiento a corto o a largo plazo para los venezolanos. Eso se lo dejamos a otros. Por ahora solo recordemos que la cuaresma de 2013 quedará marcada para la historia por esta noticia.

Cónclave y Elección de Un Papa Latinoamericano

Ya con las dos noticias anteriores tenemos para decir que la de este año sería una cuaresma poco comparable con ninguna otra. Pero Dios nos ha querido regalar otro notición: La elección en el cónclave cardenalicio de un Papa argentino; el Papa Francisco. El primero con esa nombre. El primero de origen no europeo desde el año 741. El primero de este lado del océano. El primero de habla hispana. El primer Jesuita. Y con apenas pocos días de escogido ya se perfila su papado como una que pasará a la historia.

Y bien, solo quería recoger y recordar estos hechos ocurridos todos en un lapso que va desde un par de días antes del Miércoles de Cenizas hasta el miércoles de la semana pasada. Dentro de alguno años, cuando por alguna razón vuelva a leer esta entrada, seguramente me preguntaré con voz incrédula “¿En realidad todo eso paso en la cuaresma de 2013?”

¡Que cuaresma!

Anuncios
¡Que Cuaresma!

¡El Papa tuitea!

Es increíble como va cambiando nuestra forma de hablar con el paso del tiempo. Hace unos años, antes de   la llegada de Twitter y su vertiginoso crecimiento en popularidad, el título de esta entrada hubiese dejado a más de uno un tanto desconcertado. ¿Como es eso de que el Papa tuitea? ¿Será eso algún síntoma de una enfermedad poco conocida o algo así?

El Papa envía su primer mensaje en Twitter

Afortunadamente su Santidad goza de excelente salud y se trata simplemente del primer mensaje escrito directamente por Benedicto XVI en la popular red social y noticiosa. Aquí lo tienen:

Ya desde antes existía la cuenta de @BenedictoXVI pero la misma es mantenida por ACIPrensa.com para difundir noticias relacionadas con el Santo Padre.  Algo parecido a como cuando Barack Obama, presidente de los Estados Unidos envió su primer tweet, a pesar de que desde hace mucho existía la cuenta @BarackObama, con tweets escritos por el staff de la Casa Blanca.

El propósito del histórico primer tweet del Papa Benedicto XVI era anunciar el lanzamiento de la página web NEWS.VA, la cual funcionará como el nuevo portal noticioso de la Santa Sede. Por lo pronto la página solo se puede leer en inglés o italiano pero imaginamos que poco a poco se irán añadiendo el español y varios otros idiomas . Dicha página web también puede ser seguida en Twitter por esta vía.

Para concluir los dejamos con el video donde el Papa, desde un iPad, hace el lanzamiento de NEWS.VA y luego envía su primer tweet para anunciar el evento.

¡El Papa tuitea!

La boda real, Juan Pablo II y Osama Bin Laden

Hay veces que uno escribe sencillamente porque siente que algo debe decirse con respecto a lo que esté sucediendo en determinado momento. Y durante el fin de semana recién concluido pasaron demasiadas cosas. Lo siguiente es un intento de ver esas cosas con perspectiva. De ponerlas a cada una en su lugar.

Hagamos esto en forma cronológica, ¿les parece? Primero tenemos la boda real del viernes pasado. Aquí no hay mucho que decir, la verdad. Siempre es bello y digno de celebrarse que un hombre y una mujer se unan en el sacramento del matrimonio. Así se trate de tu compañero de trabajo y de su novia o del fulano William y la suya. Ambos matrimonios son dignos e importantes a los ojos de Dios pero para uno montamos un circo y para el otro no.

Luego vino el domingo y la beatificación de Juan Pablo II. Sin duda alguna la noticia más alentadora y esperanzadora del fin de semana, no le quedó otra que quedar ensanduchada entre la boda real y la muerte de Osama Bin Laden. Lo triste es que la cínica sociedad en la que vivimos hoy en día prefiere consumir, digerir y vomitar noticias como estas dos últimas y dejar la beatificación de un hombre como lo fue Juan Pablo II para los curas y las monjas en los conventos. Preferimos el espectáculo y la violencia que la esperanza de la santidad.

Por último tenemos la muerte de un hombre y la celebración delirante, televisada a nivel mundial que trajo consigo. Ciertamente Osama Bin Laden no era el favorito de casi nadie. Confieso que yo mismo exclamé para mis adentros una especie de “¡Ah vaina buena!”, pues hablamos del enemigo público número uno de más de 90% de la humanidad. Pero, ¿como fue que dijo Jesucristo, Nuestro Señor?

Amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os odian. Bendecid a los que os maldicen y orad por los que os calumnian.

Un cristiano no puede celebrar nunca la muerte de un ser humano, por repulsiva que nos haya parecido su existencia. Mas o menos esto es lo que nos dice el Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, P. Federico Lombardi en esta nota. El amor en la dimensión de la cruz puede ser escandalizante para algunos, no nos quepa la menor duda.

Bien. Pidamosle a Dios que por la acción del Espíritu Santo podamos tener la sabiduría y el discernimiento necesarios para darle a cada uno de los eventos que suceden a nuestro alrededor su merecida importancia. No la que el mundo quiera que le demos.

La boda real, Juan Pablo II y Osama Bin Laden

¡Aquí estamos otra vez!

Hace un par de meses colocamos un post por aquí anunciando con bombos y platillos que La Iglesia en Casa estaba de regreso luego de un prolongado hiato. A decir verdad, eso nunca sucedió. Siguieron pasando los meses y el blog siguió acumulando más y más telarañas.

Pues bien, henos aquí una vez mas; esta  vez con dominio propio (laiglesiaencasa.com en lugar de laiglesiaencasa.wordpress.com) y con un nuevo diseño que esperemos guste a chicos y grandes. Quisieramos retomar este asunto del relato cotidiano de nuestras vidas y de lo que el Señor va haciendo con nosotros, pero de una manera mucho más asidua y constante. La idea sería publicar unas 2 o 3 entradas diarias (como 10 a la semana) y así comenzar a establecer relaciones duraderas con nuestros lectores. Veamos si podemos mantener este ritmo de trabajo.

Las próximas 2 entradas servirán para poner a todo el mundo al día con un par de acontecimientos que este año nos han movido el piso a los Silva Cedeño y a sus allegados. Uno bueno. El otro, no tanto.

Por último, pronto estaremos informando sobre algo importante que al parecer se estará concretando en las próximas horas: La venta de nuestro apartamento y el inicio de una nueva etapa en nuestras vidas.

Todo esto, para gloria de Dios

¡Aquí estamos otra vez!