Viernes Santo: Adoración de la Cruz Gloriosa

El día comenzó con los niños asistiendo al ensayo de los cantos que entonarán durante la Vigilia Pascual. Luego de ayudar en la compra de las flores para dicha liturgia solo nos quedó almorzar y esperar la hora de la adoración de la cruz en comunidad, la cual coincidió con la hora de la muerte del Señor: tres de la tarde (u hora nona).

La celebración en sí estuvo fenomenal. Nos ayudó a entrar en el misterio de la pasión y muerte de Jesucristo, nuestro Señor . A no quedarnos en una lástima superficial por lo mucho que sufrió Jesús en la cruz y a experimentar algo que podría sonar contradictorio: la alegría de la cruz. Alegría porque es desde ese trono que Jesús cumple su misión salvífica. Sin la cruz aun estaríamos perdidos. Así de sencillo.

Debido a que el día que teníamos la celebración penitencial (miércoles antes de Semana Santa) un apagón obligó a cancelar la misma; hasta el día de hoy no habíamos podido acercarnos al Señor en el sacramento de la reconciliación. Gracias a Dios, al concluir la celebración de la cruz, tuvimos la oportunidad de confesarnos y de rezar ante el santísimo en la capilla de la iglesia. Que hermosa manera de terminar un Viernes Santo.

Como nos decía un hermano en el templo después de las confesiones: “Se acerca lo más grande”. Efectivamente, ya solo nos queda esperar el día más grande de todos.

Anuncios
Viernes Santo: Adoración de la Cruz Gloriosa

María Claudia lee los salmos

Ya antes hemos anunciado cuando a los varones les ha tocado leer los salmos por primera vez al rezar laudes los domingos en la mañana. Pues bien, hoy le ha tocado a María Claudia, quien a sus 7 años de edad y en primer grado, el Señor le ha regalado poder leer las bellísimas oraciones contenidas en los salmos.

 Vemos como el Señor nos sigue bendiciendo con hijos que van creciendo en la fe. Pronto y con el favor de Dios estaremos colgando una entrada que diga “Santiago toca la guitarra y se aprende los cantos del Camino Neocatecumenal”.

Recen porque así sea.

María Claudia lee los salmos

El Señor nos sigue consintiendo. Aprobada la liturgia del Camino Neocatecumenal

Primero que nada quisiéramos darle las gracias a los hermanos de Rome Reports quienes nos informaron con el siguiente tweet de una gran noticia originada en la Santa Sede:

Hoy ha sido otro gran día en la historia del Camino Neocatecumenal. Después de haber sido bendecidos con la aprobación definitiva de los estatutos en 2008, hoy Su Santidad Benedicto XVI ha aprobado la liturgia de iniciación cristiana de este itinerario de crecimiento en la fe.

En la reunión del Papa con Kiko Argüello, Carmen Hernández, Mario Pezzi (iniciadores del Camino) y otros 7.000 hermanos de distintas comunidades, el Santo Padre explicó un poco el alcance de este nuevo decreto:

Esta aprobación es otro elemento que demuestra cómo la Iglesia os acompaña con atención en un paciente discernimiento, que comprende vuestra riqueza pero guarda también la comunión y la armonía interna de toda la Iglesia

Adicionalmente, 18 familias en misión fueron enviadas a sembrar la semilla del cristianismo en zonas de distintos países del mundo que se encuentran altamente descristianizadas; entre ellas, y por difícil que resulte creerlo, nuestra querida Venezuela. ¿Quien hubiese pensado que aquí haría falta volver a evangelizar, más de 500 años después de que por primera vez se predicara el Evangelio en estas tierras? Pero claro, si de las 18 familias enviadas, 13 irán a la ex-cristiana Europa entonces podemos entender que es necesario comenzar de nuevo en los lugares donde menos pensamos.

¡Que el Señor acompañe a estas familias y que a la hora del llamado nos ayude a todos a darle el SI que le dio su Madre cuando le mandó a preguntar si podría vivir en su seno durante nueve meses!

El Señor nos sigue consintiendo. Aprobada la liturgia del Camino Neocatecumenal

¡Mas tarde, ahorita estamos rezando!

Pues ¿que les parece? Eso fue lo que respondieron mis hijas a sus amiguitas quienes las llamaban a gritos para que salieran a jugar. Ante esta respuesta solo me queda imaginarme lo que pensarían las amigas: “¿Rezando? ¿Por que? ¿Para que?” Y es que no es secreto para nadie que en esta sociedad hemos optado por dejar a Dios fuera de nuestras vidas.

Sin embargo, en nuestra casa es un poco distinto. Los domingos en la mañana nos reunimos con los niños alrededor de la mesa del comedor y juntos hacemos la oración de la mañana, o laudes, siguiendo la liturgia de las horas. Es esta una excelente oportunidad para transmitirle la fe a los hijos y para que, en presencia del Espíritu Santo, conversemos un poco de nuestras cosas y de lo que esté sucediendo en la familia.

Nadie dijo que sería fácil rezar laudes con esta cantidad de niños

Volviendo a la respuesta tan natural de María Claudia e Isabel a sus amigas; la verdad es que esto sirvió para darme cuenta de lo natural que se ha vuelto la liturgia para nuestros hijos, quienes sin ningún tapujo ni vergüenza gritaban desde la ventana abierta de nuestro apartamento en el tercer piso del edificio lo que estaban haciendo. Estoy seguro de que siendo yo, quizá hubiese dicho algo así como “un momento que estoy ocupado en algo”.

La invitación es que aprovechen y nos dejen saber el papel que juega la oración y la espiritualidad en sus familias. ¡Hasta la próxima!

¡Mas tarde, ahorita estamos rezando!