La boda real, Juan Pablo II y Osama Bin Laden

Hay veces que uno escribe sencillamente porque siente que algo debe decirse con respecto a lo que esté sucediendo en determinado momento. Y durante el fin de semana recién concluido pasaron demasiadas cosas. Lo siguiente es un intento de ver esas cosas con perspectiva. De ponerlas a cada una en su lugar.

Hagamos esto en forma cronológica, ¿les parece? Primero tenemos la boda real del viernes pasado. Aquí no hay mucho que decir, la verdad. Siempre es bello y digno de celebrarse que un hombre y una mujer se unan en el sacramento del matrimonio. Así se trate de tu compañero de trabajo y de su novia o del fulano William y la suya. Ambos matrimonios son dignos e importantes a los ojos de Dios pero para uno montamos un circo y para el otro no.

Luego vino el domingo y la beatificación de Juan Pablo II. Sin duda alguna la noticia más alentadora y esperanzadora del fin de semana, no le quedó otra que quedar ensanduchada entre la boda real y la muerte de Osama Bin Laden. Lo triste es que la cínica sociedad en la que vivimos hoy en día prefiere consumir, digerir y vomitar noticias como estas dos últimas y dejar la beatificación de un hombre como lo fue Juan Pablo II para los curas y las monjas en los conventos. Preferimos el espectáculo y la violencia que la esperanza de la santidad.

Por último tenemos la muerte de un hombre y la celebración delirante, televisada a nivel mundial que trajo consigo. Ciertamente Osama Bin Laden no era el favorito de casi nadie. Confieso que yo mismo exclamé para mis adentros una especie de “¡Ah vaina buena!”, pues hablamos del enemigo público número uno de más de 90% de la humanidad. Pero, ¿como fue que dijo Jesucristo, Nuestro Señor?

Amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os odian. Bendecid a los que os maldicen y orad por los que os calumnian.

Un cristiano no puede celebrar nunca la muerte de un ser humano, por repulsiva que nos haya parecido su existencia. Mas o menos esto es lo que nos dice el Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, P. Federico Lombardi en esta nota. El amor en la dimensión de la cruz puede ser escandalizante para algunos, no nos quepa la menor duda.

Bien. Pidamosle a Dios que por la acción del Espíritu Santo podamos tener la sabiduría y el discernimiento necesarios para darle a cada uno de los eventos que suceden a nuestro alrededor su merecida importancia. No la que el mundo quiera que le demos.

Anuncios
La boda real, Juan Pablo II y Osama Bin Laden

Como seguir la beatificación de Juan Pablo II por la web

Este domingo 1ro de Mayo es un día especialísimo para la santa Iglesia Católica. Celebramos el segundo domingo de Pascua, ¡y de que forma! – nada más y nada menos que con la beatificación de Su Santidad el Papa Juan Pablo II.

La mayoría podrá seguir los pormenores de este magno evento por los distintos canales de televisión (recomendamos primeramente a EWTN, el canal católico), pero para quienes estén lejos de un televisor y tengan la posibilidad de conectarse a Internet, ya sea desde un computador (u ordenador como dicen nuestros hermanos de España) o desde un teléfono inteligente, a continuación les dejamos una serie de opciones para mantenernos al tanto, minuto a minuto, de los acontecimientos que se lleven a cabo durante la beatificación.

  • YouTube: El Vaticano tiene esta cuenta pero para ir directo a la cobertura de la beatificación pueden más bien visitar esta, dedicada a Juan Pablo II. ACTUALIZADO: Aquí tienen la transmisión en vivo desde el Vaticano, via YouTube.
  • En Facebook también se pueden mantener informados dándole “me gusta” a la página que tiene el Vaticano allí para este día tan especial.
  • Pope2You: Uno de los esfuerzos más concretos que viene haciendo la Santa Sede a fin de hacer llegar el Evangelio a los adictos a las redes sociales, Pope2You tiene presencia en Twitter y una aplicación en Facebook que bien valen la pena revisar. Incluso, ofrecen la posibilidad de ver la transmisión vía iPhone o iPad.
  • En Twitter se le puede hacer seguimiento a todo lo relacionado con la beatificación siguiendo el hashtag oficial #BeatificacionJPII.
  • Por último, Roma pone a nuestra disposición el Vatican Player, una herramienta multimedia que transmite sucesos desde el Vaticano, la cual es manejada por Radio Vaticano, quienes por cierto también cuentan con esta página donde se podrá captar el audio de todo lo acontecido.
Esperamos que con esta recopilación de herramientas y recursos nadie se quede por fuera, y así podamos todos  participar de esta magnifica fiesta, indistintamente de la posibilidad que tengamos de estar físicamente presentes en Roma.  ¡Que viva el Beato Juan Pablo II! ¡Que sea santo pronto! Amen.
Como seguir la beatificación de Juan Pablo II por la web

La beatificación de Juan Pablo II

Benedicto XVI acaba de aprobar oficialmente un milagro atribuido a su antecesor Juan Pablo II lo que abre las puertas para su beatificación el próximo 1 de Mayo.

El proceso de beatificación es un paso crucial para lograr la canonización, es decir, la santidad.

Luego de un papado de 27 años, Juan Pablo II subió al lado del Padre en abril 2005 y el Vaticano ha reconocido como suya la cura milagrosa de una monja que sufría del mal de Parkinson. Desde el cielo Juan Pablo II, El Grande, intercedió por la hermana Marie Simon-Pierre, francesa, quien padecía del mismo mal que llevó al Santo Padre a la derecha de Dios. Ella ha dicho que su enfermedad desapareció inexplicablemente dos meses después de la muerte del Papa, luego de que ella y sus hermanas monjas se lo pidieran al Papa recientemente fallecido.

Se espera que alrededor de un millón de personas se reunan en Roma para la beatificación, muchas de las cuales sin duda estaban en el funeral del Papa el 8 de abril de 2005 gritando “Santo subito!” es decir “Que sea santo ahora”.

Ya se está trabajando en la Basílica de San Pedro, abriendo espacio para la tumba de Juan Pablo II, la cual descansará bajo una piedra de mármol con la leyenda: “Beatus Ioannes Paulus II”.

Antes de que se pueda proceder a la canonización, se necesita comprobar un segundo milagro atribuible a Juan Pablo II.

No tenemos la menor duda de que muchísimos más milagros surgirán gracias a la intercesión del futuro santo, Juan Pablo II, El Grande.

La beatificación de Juan Pablo II