El Camino Neocatecumenal y La Inmaculada Concepción

Hay que hacer comunidades cristianas como la Sagrada Familia de Nazaret que vivan en humildad sencillez y alabanza. El otro es Cristo.

El 8 de diciembre es una fecha indudablemente importante para la iglesia católica y más aun si se está en el Camino Neocatecumenal. En este día no solo celebramos la Inmaculada Concepción de la Virgen María sino que también recordamos los primeros pasos que dieran Kiko, Carmen y el Padre Mario al iniciar el Camino hace más de cuarenta años en los barrios mas pobres de Madrid.

Desde entonces este itinerario de crecimiento en la fe se ha extendido a todo el mundo y con más de 40.000 comunidades en unas 6.000 parroquias se ha convertido en uno de los ejemplos más claros de lo que se quería lograr con la nueva evangelización propuesta por el Concilio Vaticano II.

Se han enviado familias en misión, equipos de itinerantes le han dado la vuelta al mundo entero y se han abierto 78 seminarios Redemptoris Mater contribuyendo a que esta nueva evangelización tenga una increíble eficacia al hacer que el hombre de hoy encuentre en su bautizo la esperanza de una vida trascendental.

Hoy verdaderamente estamos de jubilo. Tenemos doble motivo para estarlo. Por una parte, porque Dios ha suscitado una doncella a la cual preservó de toda mancha para que en su seno se pudiese gestar el Salvador y por otra parte porque esta mujer ha inspirado la vía de santidad para el hombre del siglo XXI que es el Camino Neocatecumenal al susurrarle a Kiko Argüello las palabras que abren esta entrada.

Anuncios
El Camino Neocatecumenal y La Inmaculada Concepción

La Inmaculada Concepción

Hoy la Iglesia (la única, santa, católica y apostólica) celebra la Inmaculada Concepción.

¿La inmaculada concepción de quién? Hace no mucho yo era de los que creía que se trataba de la concepción sin pecado del Niño Jesús (por la proximidad de la Navidad).

Pues no. Aprendí que lo que celebramos es la concepción sin mancha de la Madre del Salvador, nuestra Madre la Virgen María. Resulta que ella también, desde antes de nacer, desde el momento mismo del inicio de su existencia fue liberada de todo pecado que pudíese afear el templo donde luego se gestaría a Dios hecho hombre.

Por eso hoy podemos decir: bendita tu eres entre todas la mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Por otra parte; hoy es, además, un día de mucha importancia para el Camino Neocatecumenal. Tal día como hoy, hace unos 40 años, la Virgen María movió a Kiko Arguello a comenzar este itinerario de crecimiento en la fé con las palabras: “Hay que hacer comunidades cristianas como la Sagrada Familia de Nazaret, que vivan en humildad, sencillez y alabanza, donde el otro es Cristo”.

Hoy por hoy, Patricia y yo, junto con nuestra comunidad, estamos próximos a hacer solemne profesión pública de nuestra fé gracias a esta inspiración del Espiritu Santo. ¡Bendito sea el Señor!

La Inmaculada Concepción