Jueves Santo: Lavatorio de Pies

Jueves Santo: Lavatorio de Pies

Esta foto recoge en un instante lo único importante del día de hoy, al menos para mi y estoy bastante seguro de que para cada uno de los hermanos de mi comunidad: El momento en que nuestro responsable se humilla como lo hizo Jesucristo y nos lava los pies a cada uno de de los hermanos. Pensaba añadir más detalles de lo que fue el día de hoy, pero esta imagen lo dice todo.

Anuncios
Imagen

Un fin de semana…extraño.

El recién concluido resultó ser un fin de semana un tanto atípico, por calificarlo de alguna manera. Hubo un par de incidentes que golpearon mi ego y lo dejaron todo maltratado y magullado a sabiendas de que esas son las cosas que robustecen el alma del cristiano.

Por una parte tuve un altercado con un señor que se puso furioso al yo estacionarme detrás de su carro sin moverlo a tiempo al concluir un matrimonio al que fuimos el sábado en la noche. Por quedarme ayudando a organizar la iglesia después de la ceremonia se me olvidó por completo que me había estacionado de forma incorrecta. Total que al llegar al estacionamiento, las cosas que me gritaron ese señor, su esposa, hijos, sobrinos y allegados digamos que no son reproducibles en frente a mujeres y niños.

Al día siguiente no se me ocurrió mejor idea que acusar al hijo adolescente de un vecino de estar lanzando bombas de agua (tradición venezolana durante el carnaval) a las ventanas de mi apartamento; esto sin haberlo visto, pero con fuertes sospechas de que él era el autor de las fechorías. En la noche vinieron sus padres, de forma muy decente y civilizada, a preguntar sobre el percance y a fin de cuentas tuve que terminar disculpándome por lo precipitado de mi acusación.

Total que el Señor me ha regalado dos excelentes oportunidades de humillarme un poco para que así deje de creerme el más adulto y convertido de los cristianos.  Paty, se que no piensas igual, pero así me lo ha inspirado Dios. Recordemos que en estos días el Diablo anda con permiso para tentarnos.

Shalom, y no dejen de rezar por nosotros.

Un fin de semana…extraño.

Ser humilde

¿Que significa ser humilde? ¿Que es la humildad? ¿Eres tu una persona humilde?

Hace unos días, durante la celebración semanal de la palabra con mi comunidad, una de las hermanas decía haber escuchado de un sacerdote que humilde es quien acepta su historia.

A mi me ha impactado sobremanera esta definición. Suena casi demasiado fácil: “Humilde es quien acepta su historia”. Pero a la misma vez esta frase encierra tanto. Porque obviamente hay que preguntarse entonces lo siguiente: ¿Aceptas tu historia? ¿Aceptas a tu esposa o esposo, tal cual es? ¿Aceptas a tus hijos, tal y como han resultado; algunos homosexuales, otros drogadictos? ¿Aceptas tu situación de desempleo? ¿Aceptas el país concreto en el que te ha tocado vivir, con su gobierno seudo-comunista? Si te revelas contra alguna de estas situaciones específicas que te han tocado vivir no has aceptado tu historia. Has dicho en tu corazón: Dios se equivocó. Yo hubiese hecho  todo esto mejor de lo que Dios lo ha hecho. Te has revelado contra Dios y por lo tanto no eres humilde.

Yo no soy humilde.

Ser humilde