¡Feliz Año!

Le quedan escasas horas al año 2010 para que expire y comience uno nuevo. Uno donde, si se lo pedimos con fe al Señor, seguramente se dé nuestra conversión.

La familia Silva Cedeño les desea a todos los que leen este blog  lo mejor para el 2011, esperando que el año que culmina haya sido uno en el que podamos decir que tuvimos una íntima experiencia de Jesucristo en nuestras vidas.

En nuestro caso personal creemos que ha sido así y hoy podemos decir bien de Dios. Vale la pena querer ser cristiano. ¡Feliz año y que Dios nos bendiga a todos!

Anuncios
¡Feliz Año!