El ambiente en Venezuela a una semana de las elecciones

Dentro de una semana exactamente a esta hora estaremos decidiendo el destino de este país. La idea es dejar por escrito para la posteridad cual era el ambiente que se vivía y respiraba en Venezuela apenas 7 días antes del proceso electoral.

Ni soy analista político ni pretendo serlo, pero si alguien del extranjero me preguntase como están los ánimos en las calles a pocos días de las elecciones me parece que podría resumirse en una sola palabra: optimismo.  El problema está es que ese optimismo lo sienten ambas partes. Tantos los chavistas como los de la oposición tienen confianza en que van a ganar. Y tienen motivos para sentirse así: cada vez son más las encuestas que apuntan a un empate técnico entre ambos candidatos. Hay quienes dicen que la separación en votos puede estar en el orden de los quinientos mil. Quizás menos. Creer que el gobierno está dispuesto a reconocer una derrota tan minúscula es cosa de ilusos.

Entonces, en un ambiente tenso, donde los partidarios de cada lado se sienten con posibilidades de triunfo, y ante un gobierno forajido y abusador; con una maquinaria y dinero “burreado” de PDVSA a su disposición; ¿que creen ustedes que pueda pasar? No me cuesta nada imaginarme a la Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral, anunciando a eso de las 4:00 am (a esta gente le encanta la nocturnidad) que ganó Chavez con unos 3 millones de votos de ventaja; así como para que nos quedemos atontados y en medio del madrugonazo no haya posibilidad de reacción alguna.

Eso es lo que yo creo humanamente posible. Pero…

Anuncios
El ambiente en Venezuela a una semana de las elecciones

¿Que irá a pasar en Venezuela?

Solo Dios lo sabe. Lo que si pareciera seguro es que algo va a pasar. O al menos esa es la sensación que tenemos algunos: los sucesos de los próximos días pueden ser tan tremendos que el desprevenido probablemente no los pueda soportar y vaya a sufrir mucho a causa de esto.  Como solemos decir por acá: a ponerse las alpargatas que lo que viene es joropo.

Par de aclaratorias

Obviamente estamos hablando de las elecciones presidenciales del próximo 7 de octubre. Exactamente dentro de 14 días. Y desde ya una doble advertencia: primero a quienes regularmente visitan este blog les pedimos perdón si en lo sucesivo nos ponemos fastidiosos con el tema político y electoral, pero los hechos que están por ocurrir son de tal trascendencia que no podemos dejar de plasmarlos en este relato de nuestras vidas. Y segundo, a los amigos chavistas que por cosas de Dios se topen con estas entradas: sepan que sus comentarios son bienvenidos siempre y cuando se mantengan civilizados. De lo contrario serán borrados de inmediato.

¿Que hacer?

Un par de semanas atrás hablábamos del poder de la oración en tiempos como el que nos toca vivir. Les recomendamos desde ya que le echen una revisada pues se trata de lo único que podemos hacer los cristianos (a parte de ir a votar, por supuesto) en nuestras circunstancias: rezar.  Hoy mismo estaremos publicando una nueva entrada detallando como todos podemos hacer una novena a Nuestra Señora del Rosario, cuyo día, NO casualmente, es el 7 de octubre.

Importante tener en cuenta una cosa: un cristiano adulto no le pide a Dios que haya un cambio de gobierno en Venezuela (en este caso en particular). Puede, como no, pedir eso; pero principalmente pide que el Señor le conceda el poder alabarlo y bendecirlo aceptando su santísima voluntad, recordando que sus caminos no son nuestros caminos. Es la gracia que yo en lo personal espero me sea dada: el no escandalizarme de mi historia; de lo que vaya a suceder en este país.

Muy bien; pendientes todos, que esto se pone bueno. Veamos que es lo que quiere el Señor.

¿Que irá a pasar en Venezuela?

Hora de rezar por Venezuela

Primero que nada una advertencia. Hoy vamos a tocar un tema sensible y controversial. Vamos a hablar de política. Del futuro de Venezuela. Y del poder de la intercesión de nuestra Madre la Santísima Virgen María. Que el Espíritu Santo me guíe al escribir estas lineas.

Como muchos de ustedes sabrán (de seguro todos los que vivimos en Venezuela), estamos a poco más dos meses para que el domingo 7 de octubre los venezolanos acudamos a las urnas de votación y escojamos el próximo presidente de este país. Y ojalá que sea así. El próximo presidente de este país y no el mismo que nos ha gobernado desde 1999. Yo los retaría a que me nombren un solo país democrático cuyo presidente tenga casi 14 años en el poder. Nada. No existe. Ni uno solo. Únicamente las dictaduras se extienden por tanto tiempo en el poder.

con El Comunismo a las puertas

Los “éxitos” visibles de más de 50 años de comunismo

Ahí está. En Cuba. Con los hermanos Castro como verdaderos amos y señores no solo de esa isla sino de nuestra patria también. En la última década este gobierno se ha dedicado a entregarle a Cuba lo que las guerrillas comunistas enviadas por Fidel Castro y los comunistas soviéticos no lograron en los años 60.  Se haría demasiada larga esta entrada si nos ponemos a detallar punto por punto los incontables fracasos, por no decir fechorías, atribuíbles  al Comunismo del Siglo XXI (por mucho que Chavez y sus fans se empeñen en usar la palabra “socialismo” en lugar de comunismo). Hablar en detalle de la censura a los medios de comunicación privados, de los casos de corrupción con containers de comida podrida mientras el pueblo se muere de hambre, de la guerra perdida contra el hampa y de todas las demás perlas que adornan estos 14 años de desgobierno nos podrían tomar un tiempo que no tenemos; ni yo para escribirlo,  ni ustedes para leerlo. Baste por ahora tener presente que si Chavez gana las elecciones, Venezuela sería tragada de una vez por todas, y sin lugar a dudas, por las obscuras y deshumanizantes fauces del comunismo bananero, corrupto e ineficiente como el solo.

si chavez gana las elecciones…

¿Ustedes se imaginan a esta señora anunciando la derrota de Chavez? Yo no.

No se porque hablar de lo que sucederá si Chavez gana las elecciones. En verdad, y siendo brutalmente honesto con ustedes, creo que Chavez va a ganar las elecciones. Lo dicen muchas encuestas (no se si pagadas o no por el gobierno) y lo dice la chequera sin fondo llamada PDVSA (Petróleos de Venezuela S.A.) con la que cuenta el gobierno para chantajear, apabullar y comprar a placer cualquier tendencia electoral negativa que pueda percibirse en el horizonte. Estamos ante un Goliat que se siente amenazado (porque vamos a estar claros, la candidatura de Henrique Capriles Radonski constituye un serio escollo para las intenciones continuístas del régimen) y que hará lo que sea necesario para aplastar a David. Lo que sea necesario. Ventajismo abusivo, robo de elecciones y hasta desconocimiento de una eventual derrota. Estos señores son capaces de todo.

¿que hacer ante este panorama?

Rezar. Así de simple. Después de todo, ¿no terminó David, contra todo pronóstico, venciendo a Goliat? Y eso que David solo contaba con su sonda. Nosotros en cambio contamos con un arma que hace de todo cristiano lleno de fe un contrincante invencible: la oración del Santo Rosario y la intercesión de nuestra Madre, la Virgen María.  Sobre el poder que tiene el rosario, vean nada mas estos dos casos que de una forma u otra se relacionan con la dramática situación que vive Venezuela hoy en día. Por un lado vemos como también un 7 de octubre (en este caso de 1571) el cristianismo se salvó en Europa luego de la batalla de Lepanto gracias a la oración. Para el cristiano no existen las casualidades. Quien sabe si este 7 de octubre le toque a Venezuela ser salvada de las amenazas que se ciernen sobre ella. Por otra parte tenemos como el 13 de mayo de 1955 Austria se salvó del comunismo luego de la Cruzada de Reparación del Santo Rosario iniciada por el padre Petrus Pavlicek.

Por lo tanto, y como para Dios nada es imposible, ¿por que no rezar el santo rosario todos los días a partir de hoy, pidiendo la intercesión de la Santísima Virgen María para que Dios se apiade de este pueblo y si es su voluntad, se acabe esta pesadilla? Yo lo voy a hacer. Y no solo hasta el 7 de octubre, sino todos los día de mi vida si Dios me lo concede. Junto con mi esposa y mis hijos rezaremos el rosario pidiendo a Dios que salve a Venezuela del comunismo y además (ya a título personal) que se apiade del alma de mi hermano Reinaldo. Quizá alguno pensará que eso de andar rezando rosarios está pasado de moda, huele a closet de viejita anticuada y no es para el hombre o la mujer de este tiempo. A esos tales solo les digo que lo prueben y después me digan que tal. Para los que nunca lo han hecho, aquí les dejo esta página que indica paso por paso como rezar el rosario.

Decía que para Dios nada es imposible y por lo tanto estoy seguro de que va a hacer el milagro. Si no el de hacer que tengamos un cambio de gobierno en Venezuela, al menos si el de que podamos aceptar su voluntad. Sus caminos no son nuestros caminos. Dios obra de formas misteriosas, a veces incomprensibles para el hombre, y quizá a Venezuela todavía le hagan falta un par de décadas más de chavismo para que así nos podamos convertir seriamente todos los habitantes de este país.

Solo nos queda esperar en el Señor. Esperar y decir: “Hágase”.

Hora de rezar por Venezuela