¡Que Cuaresma!

Quedando solo unos días para el inicio de la Semana Santa no temo equivocarme al decir que la cuaresma de este año va a ser una que definitivamente pasará a la historia.

Y es que los hechos noticiosos ocurridos una tras otro desde poco antes del inicio de la cuaresma hasta los de esta semana garantizan que va a pasar mucho tiempo sin que volvamos a ser tan zarandeados por los acontecimientos que suceden a nuestro alrededor.

La renuncia de un Papa

Todo comenzó un par de días antes del Miércoles de Cenizas cuando el Papa Benedicto XVI anunciaba que se retiraba de su pontificado. Esta de por sí era una de esas noticias que no se tienen sino cada 6 siglos más o menos.

La Muerte de un presidente

Poco tiempo después, el martes 5 de marzo sucedió lo que muchos en Venezuela se temían: la muerte del presidente Hugo Chávez. No vamos ahora a entrar en detalles del significado de este acontecimiento a corto o a largo plazo para los venezolanos. Eso se lo dejamos a otros. Por ahora solo recordemos que la cuaresma de 2013 quedará marcada para la historia por esta noticia.

Cónclave y Elección de Un Papa Latinoamericano

Ya con las dos noticias anteriores tenemos para decir que la de este año sería una cuaresma poco comparable con ninguna otra. Pero Dios nos ha querido regalar otro notición: La elección en el cónclave cardenalicio de un Papa argentino; el Papa Francisco. El primero con esa nombre. El primero de origen no europeo desde el año 741. El primero de este lado del océano. El primero de habla hispana. El primer Jesuita. Y con apenas pocos días de escogido ya se perfila su papado como una que pasará a la historia.

Y bien, solo quería recoger y recordar estos hechos ocurridos todos en un lapso que va desde un par de días antes del Miércoles de Cenizas hasta el miércoles de la semana pasada. Dentro de alguno años, cuando por alguna razón vuelva a leer esta entrada, seguramente me preguntaré con voz incrédula “¿En realidad todo eso paso en la cuaresma de 2013?”

¡Que cuaresma!

Anuncios
¡Que Cuaresma!

A poner los pies sobre la tierra

Esto solo se atraviesa de una forma
Esto solo se atraviesa de una forma

Si hay algo de la Cuaresma que resulta verdaderamente efectivo, al menos en mi humilde opinión; es que cuando se vive plenamente y poniendo en práctica las enseñanzas de la Iglesia, no hay mejor momento para ponernos de cara a nuestra realidad con los pies sobre la tierra. Dicho en otras palabras: es la gran oportunidad de dejarnos de tonterías y de todas esos recursos a los que acudimos buscando alienarnos para así poder tomar nuestra historia en peso y darnos cuenta de que es lo que quiere Dios con nosotros.

Hoy, Miércoles de Ceniza, comienza de nuevo este tiempo en el que por medio del ayuno, la oración y la limosna; el Señor nos invita a atravesar el desierto de nuestras vidas y no dejarnos vencer por las tentaciones. Tal cual como lo hizo Jesús. Sabemos que no va a ser fácil. La sensualidad del pan y los placeres, nuestras limitaciones y humillaciones así como nuestra tendencia a adorar al dios dinero (entre tantos otros) solo pueden ser vencidos poniendo en práctica lo que nos enseña la Iglesia. No hay otra.

Ayer nos invitaban en el anuncio de Cuaresma a vivir este tiempo con radicalidad. ¡Que el Señor no quiere cristianos de segunda o de tercera! ¡Nos quiere perfectos! Esa perfección, lo saben ustedes y lo se yo, solo es alcanzable en Jesucristo. ¡Animo, hermanos! Tengan todos una feliz y santa Cuaresma.

A poner los pies sobre la tierra

Semana Santa 2012

Estando a una semana de que culmine la Cuaresma y de que entremos de lleno en las actividades que nos llevarán a la Pascua, me he acordado de que al igual que hiciéramos el año pasado y en años anteriores, ya es casi hora de que iniciemos la tradicional serie de entradas que describirán para la posteridad como vivimos día a día estas fechas de máxima importancia para el cristiano.

Los invitamos a que se nos unan, aunque sea en espíritu, en la medida en que vamos progresando desde esta última semana del tiempo de Cuaresma, pasando por las celebraciones previas a la Semana Santa propiamente dicha, como lo son la celebración penitencial comunitaria y la búsqueda de palmas para el Domingo de Ramos, siguiendo con la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo en Jueves y Viernes Santo, hasta resucitar con él en la grandiosa y deseada Vigilia Pascual.

Para los interesados, ya saben que la etiqueta que identificará a las entradas de este año será “semana santa 2012“. Nos estamos viendo.

Semana Santa 2012

¿Como va la Cuaresma?

Pensando en que ya estamos a mitad de la cuarta semana del tiempo de Cuaresma, me pareció interesante detenerme un momento y pensar un poco sobre lo que ha sido este tiempo de gracia que la Iglesia celebra como preparativo a la Pascua.

¿Como les ha ido a ustedes? ¿Han tenido oportunidad de practicar ayuno, oración y limosna para combatir las tentaciones de los placeres y los falsos ídolos que salen a nuestro encuentro en este tiempo?

Yo por mi parte les puedo decir que esta ha sido una Cuaresma distinta a las demás. A parte de haber tenido la gracia de que el Señor me haya inspirado una forma excelente de ayunar (no les digo cual porque como todos saben, el ayuno se practica en secreto, con Dios como único testigo), hemos asistido el pasado fin de semana a la convivencia de la segunda parte del Padre Nuestro, uno de los pasos del Camino Neocatecumenal que nos llevan a la fe adulta. Por lo tanto les puedo decir en verdad que “el Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres”.

Los dejo con estas fotos tomadas durante la convivencia y con la invitación a que en los comentarios nos hagan saber como les ha ido durante estos días y como se preparan para la inminente Pascua.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Galería

Tiempo de Cuaresma

Primer domingo de cuaresma. El Señor ha querido que desde el Miércoles de Cenizas entremos una vez más en este tiempo tan importante para la iglesia. Y al igual que en años anteriores me hago mas o menos las mismas preguntas. ¿Por que la cuaresma? ¿Para que?

La iglesia nos sugiere la práctica de tres cosas para que encontremos las respuestas a esas interrogantes: el ayuno, la oración y la limosna.

El ayuno nos pone de cara a la tentación del pan. El anzuelo que nos tiende el Maligno para que pensemos que la vida la hallamos en los bienes materiales, en el dinero y en darle a nuestro cuerpo todo lo que nos pida.  De creernos este engaño somos capaces de cualquier cosa para que no nos falten las cosas que creemos esenciales para poder vivir. Al privarnos de estas cosas estamos arriesgando un poco en nuestras seguridades y nos damos cuenta que “no solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”.

Al orar le ponemos coto a la tentación de la historia. Esa en la que el Engañador nos dice que nuestra historia está mal hecha y que tenemos que hacer lo que sea para cambiarla y hacerla buena. Pensamos en cosas como emigrar, renunciar a nuestro empleo, divorciarnos o abortar ese embarazo no deseado. Incluso en lanzarnos desde lo “mas alto del Templo” para obligar a Dios a hacernos el milagro. Para obligarlo a hacer nuestra voluntad. Orando seriamente evitamos tentar al Señor, nuestro Dios.

Por último, Satanás nos susurra al oído que este Dios no sirve, que es necesario reemplazarlo por otro o por otros: entonces nos postramos y adoramos a nuestro BlackBerry, a nuestra laptop, a nuestro carro o a nuestra cuenta de ahorros. En definitiva, somos capaces de adorar hasta el mismísimo demonio para ver si nos cumple las promesas (falsas todas, dicho sea de paso) que nos ha hecho. A esto se le da respuesta dando limosna, practicando la caridad, desprendiéndonos seriamente no solo de nuestro dinero, sino de nuestra vida misma para que el prójimo la gane.

Esta tarde nuestros catequistas nos anunciarán la cuaresma. Esperemos que el Señor nos permita entrar de veraz en este tiempo desértico, en esta especie de catecumenado concentrado donde podremos vernos tal cual somos y lo necesitados que estamos de conversión.

Tiempo de Cuaresma