El ambiente en Venezuela a una semana de las elecciones

Dentro de una semana exactamente a esta hora estaremos decidiendo el destino de este país. La idea es dejar por escrito para la posteridad cual era el ambiente que se vivía y respiraba en Venezuela apenas 7 días antes del proceso electoral.

Ni soy analista político ni pretendo serlo, pero si alguien del extranjero me preguntase como están los ánimos en las calles a pocos días de las elecciones me parece que podría resumirse en una sola palabra: optimismo.  El problema está es que ese optimismo lo sienten ambas partes. Tantos los chavistas como los de la oposición tienen confianza en que van a ganar. Y tienen motivos para sentirse así: cada vez son más las encuestas que apuntan a un empate técnico entre ambos candidatos. Hay quienes dicen que la separación en votos puede estar en el orden de los quinientos mil. Quizás menos. Creer que el gobierno está dispuesto a reconocer una derrota tan minúscula es cosa de ilusos.

Entonces, en un ambiente tenso, donde los partidarios de cada lado se sienten con posibilidades de triunfo, y ante un gobierno forajido y abusador; con una maquinaria y dinero “burreado” de PDVSA a su disposición; ¿que creen ustedes que pueda pasar? No me cuesta nada imaginarme a la Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral, anunciando a eso de las 4:00 am (a esta gente le encanta la nocturnidad) que ganó Chavez con unos 3 millones de votos de ventaja; así como para que nos quedemos atontados y en medio del madrugonazo no haya posibilidad de reacción alguna.

Eso es lo que yo creo humanamente posible. Pero…

Anuncios
El ambiente en Venezuela a una semana de las elecciones