Respondiendo preguntas delicadas antes de Semana Santa

Hace un par de días Samuel, el mayor de los hijos, le hacía una pregunta a su mamá que nos permite entrever como transmitirle la fe a hijos adolescentes va a ser una experiencia completamente distinta a la que hemos tenido hasta ahora con nuestros cuatro pequeñines.

¿Por que todo el mundo sale de viaje en Semana Santa menos nosotros?

¿Ven a lo que me refiero? No se si serán cosas mías, pero por primera vez se deja sentir un aire de rebeldía y de inconformidad por parte de Samu hacia como nosotros pasamos estos días en comparación con el resto de la gente.

Este pre-adolescente ya como que quiere empezar a tomar sus propias decisiones

Hoy, a la hora del almuerzo el tema volvió a relucir y en una de esas tuve que aclarar que si bien ir a la playa, a la montaña o hacer parrillas (o barbacoas, como le dicen en algunos de nuestros países) es algo bien divertido; en ninguna de esas actividades se da el encuentro con Dios que solo se puede experimentar durante una Pascua bien vivida. Creo que les dejé claro tanto a Samuel como a sus hermanos cuales deben ser las prioridades de una familia cristiana y sin embargo, la conversación me dejó un extraño sabor en la boca. Algo así como que se estaba cerrando una etapa y entrabamos en una nueva, en la que no sería ya tan fácil lograr que los hijos sigan nuestros pasos. Si; es cierto que ellos tienen su propia historia y su propio camino que recorrer, pero sigue siendo mi responsabilidad y la de Patricia asegurarnos de que esos caminos terminen bien.

¿Que dicen ustedes? ¿Tienen hijos adolescentes a los cuales les estén tratando de  transmitir la fe? ¿Como les ha ido? Compartamos historias y consejos en los comentarios. Shalom.

Anuncios
Respondiendo preguntas delicadas antes de Semana Santa