Cada cierto tiempo me encuentro pasando por uno de estos períodos de sequedad de espíritu. Por eso me ha llegado tanto este artículo que ahora comparto con ustedes. Que Dios los bendiga.

Servicio Catolico Hispano

¿Qué hacer cuando tenemos sequedad de espíritu?

En este estado, la persona se encuentra en soledad ante Dios, sin goces espirituales; todo se vuelve frialdad y distancia. La fe intensa y viva de antes es como si hubiera desaparecido. Tú crees estar en el mismo sitio que siempre y es como si Dios se hubiera retirado.

Para estos momentos, que pueden durar mucho tiempo, te brindo estos consejos, por si te sirven de ayuda:

1) Asume que este estado forma parte del progreso espiritual. Los grandes santos han sufrido esa tibieza de espíritu como parte de su camino de perfección.

2) Procura no hacer grandes cambios en tu vida. Santa Teresa decía: “En tiempo de turbación, no hay que hacer mudanza”.

3) Mantén tu vida espiritual todo lo que sea posible. Dios te conoce hasta en lo más íntimo y te comprende de manera perfecta si…

Ver la entrada original 513 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s