Cocinando dos conejos (¡ojalá no se queme el más importante!)

¿Que es lo que normalmente pasa cuando una persona cocina dos conejos (o cualquier cosa) a la misma vez? Uno de los dos termina quemándose por falta de atención, ¿no es así?

Pues en algo parecido nos tiene el Señor actualmente. ¿Cuando nos íbamos a imaginar que un evento tan importante como la Primera Comunión del mayor de nuestros hijos coincidiría con otro bastante significativo de por sí, como lo es una mudanza? En cuestión de días, a mas tardar este sábado, deberíamos ya haber vaciado el viejo apartamento y estar mudados al lugar que Dios, en su infinita misericordia, ha proveído para nosotros. El detalle es que al día siguiente Samuel estará recibiendo por primera vez el Cuerpo y la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo.

Tal y como señalábamos en el título de esta entrada, ojalá que la tensión y angustia que suele acompañar a uno de estos acontecimientos no haga que descuidemos al otro, infinitamente más importante. Les pedimos a todos, una vez más, que recen por nosotros.

Anuncios
Cocinando dos conejos (¡ojalá no se queme el más importante!)

Un comentario en “Cocinando dos conejos (¡ojalá no se queme el más importante!)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s