Viernes Santo

Desde anoche el día de hoy se perfilaba como uno largo y atareado. Y en efecto, así fue. Pero Dios quiso que todo se fuera resolviendo bien y al final del día el balance es positivo.

Comenzamos temprano en la mañana decidiendo como hacer para ir a rezar laudes, participar en el Vía Crucis que le sucedería y llevar a los niños al ensayo de los cantos de la Pascua; todo con un solo carro. Si a esto le añadimos el montón de diligencias y compras que Patricia tenía que hacer, se entenderán los momentos de tensión que vivimos durante la primera parte del día. Sin embargo, como ya hemos dicho, todo se fue solucionando y a las dos de la tarde estábamos listos para iniciar la celebración de la Pasión del Señor y el rito de la adoración de la Cruz Gloriosa.

Al terminar fuimos Patricia y yo (los niños se quedaron con sus abuelos) a comernos un almuerzo tardío, en medio del ayuno penitencial que la iglesia recomienda para este Viernes Santo, para luego darle inicio al ayuno sacramental que nos va a ayudar a estar en tensión y expectativa para la noche de mañana. Noche de noches. Noche en medio de la cual Jesucristo victorioso retorna del Sheol para abrirnos las puertas eternas.

Más sobre la Vigilia Pascual el domingo por la noche. Mañana relataremos como transcurrió nuestro Sábado de Gloria.

Anuncios
Viernes Santo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s