Publiquemos mentiras

Eso parece ser lo que los principales periódicos, revistas, blogs y cuentas de Twitter han decidido hacer a raíz de la salida a la luz pública el día de hoy del libro-entrevista que Benedicto XVI publicara junto con el periodista alemán Peter Seewald.

En dicha entrevista, ante la pregunta de si no sería un locura prohibir el uso de preservativos a una población en tan alto riesgo de contraer el SIDA como lo es la africana, el Santo Padre mencionó que incluso organizaciones seculares han señalado al condón como el último recurso después de la abstinencia y la fidelidad entre las parejas para evitar la contracción de la enfermedad. Posteriormente mencionó, a manera de ejemplo, el caso de un prostituto (así tal cual, en masculino) que use el preservativo como un primer indicio de una moralidad, un primer rasgo de responsabilidad para no dañar a la persona con la que se está teniendo sexo.

A raíz de esta afirmación se desató la locura en los medios de comunicación. Primero fue tanta la presión alrededor de una aclaratoria sobre el género masculino empleado por Su Santidad al hablar sobre el prostituto utilizado como ejemplo, que el Padre Federico Lombardi, portavoz del Vaticano tuvo que ir a preguntarle al Papa si había una importancia o problema concreto en torno al genero masculino o femenino en la declaración en cuestión. Luego, cuando Benedicto XVI dijo que no, se lanzaron los medios a publicar titulares diciendo cosas como: “El Papa autoriza el uso de condones a hombres y mujeres”, “La Iglesia autoriza el uso de condones”, “La iglesia Católica cambia su punto de vista: Ahora se puede usar el condón” y otros por el estilo. Muy bien; publiquemos mentiras.

Lo que nadie se molestó en mencionar fue lo que dijo el Papa en esa misma entrevista a continuación del controversial comentario: “Pero no es la forma de lidiar con la infección de VIH. Eso en realidad se halla únicamente en la humanización de la sexualidad”.

Señores, las cosas hay que tomarlas dentro de su debido contexto. De lo contrario, publiquemos mentiras.

Para los interesados aquí dejamos este artículo donde se hace un análisis exhaustivo de todo este arroz-con-mango que bien vale la pena tomarse un par de minutos en leer. Eso si; está en inglés. Nos disculpan esa.

 

Anuncios
Publiquemos mentiras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s