Como ofrecer un dulce y no morir en el intento

Para los que no lo sepan, Patricia y yo trabajamos juntos en el mismo instituto de inglés donde estudian nuestros cuatro hijos. Por lo tanto, la familia entera pasa un buen rato en la oficina en horas de la tarde.

Hoy le pedí a Santiago, el menor de los varones, que me acompañara a hacer un par de diligencias en un banco cercano mientras esperaba que fuese la hora de su clase, con la promesa de que después podríamos parar en la panadería y comprar alguna chuchería como premio por venir conmigo.

No se como sucedió pero de algún modo Santy entendió que el podría escoger cualquier chuchería de las que venden en la panadería. A decir verdad, yo no recuerdo haber hecho esa oferta de forma expresa, pero si recuerdo haberle dicho: “Mientras yo pido un café escoge tu lo que quieras merendar”. Uups! Craso error. A un niño no se le puede decir la palabra “escoge”. Uno debe escoger por el. Al menos cuando al niño no se le ocurre mejor idea que antojarse por un huevito de chocolate marca Kinder que cuesta alrededor de BsF. 20,00.

Por supuesto que tuve que pedirle a Santiago que escogiese otro dulce un poco más económico a lo que respondió con una sacudida de cabeza y una cara amarrada que decía montones de su descontento con todo el negocio de la diligencia y la chuchería prometida, al final no comprada.

Me partió el alma regresar sin comprarle nada a Santy pero me pareció más beneficioso para él enseñarle la lección de que no siempre se puede tener lo que uno quiere. Y que las reacciones malcriadas nos llevan a situaciones en las que terminamos con las manos vacías.

Sus comentarios son bienvenidos: ¿Como hubiesen manejado ustedes una situación como esta? ¿Que reglas en cuanto a la compra e ingesta de chucherías tienen ustedes con sus hijos?

Anuncios
Como ofrecer un dulce y no morir en el intento

2 comentarios en “Como ofrecer un dulce y no morir en el intento

  1. Carolina dijo:

    Hola Rolando!!
    El primer error como tu dices es que generalizaste, tu a el no le indicaste que tipo de chucheria le ibas a comprar, ni de que precio, etc. en mi opinion con los hijos se debe tener mucho cuidado con el tipo de promesa que se les hace, pero me parece muy bien la manera como saliste del asunto, por que le enseñaste que no siempre se tiene lo que uno quiere y que no siempre los padres podemos darle todo lo que ellos quiere en determinado momento. Y que sepan lo que nosotros nos sacrificamos por ellos y enseñarle el valor del dinero.

  2. Milana dijo:

    Yo también digo que hiciste muy bien. Es muy difícil pero importante ser firme. Me imagino le habrás mostrado opciones de las que si podía escoger, pero el estaría obstinado en el que no puede. La escogencia fue suya entonces, fue el quien decidió regresar sin nada. Al final, estoy segura que estaría mas bravo consigo mismo por su mala decisión que contigo….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s