Rezando con el enemigo

La verdad es que no llegamos a rezar. Además, tampoco se podría considerar como enemigo. ¿O si? No sé. Lean y al final comenten.

Hace un par de días nos disponíamos Patricia y yo a rezar las laudes, cuando notamos que un grupo de Testigos de Jehová deambulaba por el edificio en funciones proselitistas. Al momento de tocar en nuestra puerta les abrí y me saludaron diciendo:

– Buenos días, les venimos a hablar de la Biblia y de la palabra de Dios.

A lo que yo respondí:

– ¡Excelente! Mi esposa y yo estábamos precisamente preparándonos para rezar laudes, por lo que las invitamos a que pasen adelante, recen con nosotros y después nos dicen lo que nos tengan que decir.

– Bueno, eso depende de qué tipo de rezos sean esos que hacen ustedes. ¿Están basados en la Biblia? – nos respondió una de las mujeres.

– Por supuesto que están basados en la Biblia. Nosotros somos Católicos y rezamos con el Salterio y la Biblia. ¿Se animan a rezar con nosotros? – insistí.

– Vamos a hacer una cosa – replicó la testiga. – Nosotras vamos al apartamento de al lado y así les damos chance a ustedes de que recen su cosa y después volvemos.

Al notar la astucia de la mujer le aclaré:

– Mira, la única forma de que nosotros les escuchemos lo que sea que tengan que decirnos es que primero ustedes recen laudes con nosotros; esa es nuestra condición.

– Bueno, otro día será – aclaró la mujer a la vez que se alejaban de nuestra puerta rumbo a algún otro hogar.

¿Que les parece? A mi entender a quedado comprobado que la mejor forma de evitar ser confundidos por “cualquier viento de doctrina”, es por medio de la oración. De las laudes en este caso.

Anuncios
Rezando con el enemigo

2 comentarios en “Rezando con el enemigo

  1. Da dijo:

    Bendito sea nuetro Dios que con su espiritu santo nos ilumina y nos guia cada dia, por nuestra parte estamos en el paso del inicio de la oracion, y aunque es el comienzo, mi esposo y yo nos levantamos muy temprano, antes de ir al trabajo a hacer nuestros laudes y ha sido de gran bendicion para nustra familia, sigan adelante que el espiritu del señor los guie siempre.

  2. ¡Gracias por visitar el blog y dejar tu comentario! Verdaderamente que el poder de la oración no tiene igual. Que el Señor los acompañe siempre y haga del vuestro un matrimonio santo. Shalom.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s